Jorge Herrera Valenzuela / Ráfaga
2017-06-28
Triste imagen reflejan los partidos políticos
Cada día que pasa, el panorama del proceso electoral, vía la sucesión presidencial, causa desánimo, provoca tristeza y enrarece el ambiente en todo el territorio mexicano. Lo que nos espera a partir de septiembre, cuando se inicien las campañas partidistas, más nos va a desilusionar. Estamos en un sexenio donde quienes dirigen los partidos políticos dedican su tiempo para descalificar a los contrarios. Esos mismos personajes carentes de ideología y de sensibilidad para servir al pueblo, aprovechan los espacios televisivos para su interés estrictamente personal.

Vemos, oímos y leemos, el papel denigrante en que se colocan las dirigencias partidistas. Unas al rogar por unirse a otras, teniendo como respuesta un categórico no y aunado a él una serie de ataques. Para Andrés Manuel López Obrador todos integran “la mafia en el poder”, están en contra Morena “porque nos tienen miedo” y es cauteloso cuando quiere obtener un beneficio personal. Hace unas semanas en tres, cuatro o cinco ocasiones, demandó que en el Estado de México el candidato del PRD a gobernador declinara en favor de la mujer postulada por el Movimiento de Regeneración Nacional.

Juan Manuel Zepeda Hernández directa y personalmente rechazó los llamados del tabasqueño, quien al ser derrotado aseguró que también el PRD está “en la mafia en el poder” la que López Obrador primero ubicó en Los Pinos y en el PRI. Después le agregó participación al PAN y ahora al PRD. No puede negarse que como único candidato, porque él se autonombró y se impuso en Morena, encabeza las encuestas periodísticas; cuando los resultados le son adversos, Andrés Manuel se lanza contra “la mafia en el poder”. Quienes están en contra de él, indudablemente reciben el calificativo de “traidores”.

Alejandra Barrales como presidenta nacional del Partido de la Revolución Democrática, está por cumplir un año en una misión que le dejaron el respetado Carlos Navarrete y el expriista Agustín Basave. Más o menos la exlíder de las sobrecargos de aviación, enderezaba el barco y con Juan Zepeda le dio una buena oxigenada al partido donde “Los Chuchos”, René Bejarano y otros, siguen imponiendo sus deseos para hundir al PRD. Las tristemente célebres “tribus” simplemente echaron por tierra lo que en 1989 hizo Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

Las acciones emprendidas por María Alejandra Barrales Magdaleno, para hacer alianza con Ricardo Anaya Cortés, el ambicioso PANista, demuestra en primer término que ella, como dirigente nacional de un partido político, no tiene confianza en llevar al triunfo a un candidato presidencial y requiere el apoyo de otra u otras organizaciones políticas. Desde luego que lo que busca el queretano, crear un Frente Amplio Democrático, revela que el supuesto líder panista no confía en salir victorioso en la contienda del 2018, salvo que se le unan los perredistas.

La alianza, que no coalición, entre los blanquiazules y los del Sol Azteca, siempre con la idea de “que el PRI no gane”, les ha resultado exitosa como en Nayarit, la última de las gubernaturas que ganaron. Con “triunfos” de esa naturaleza es con los que Anaya hace su propaganda de que el PAN nunca había tenido tantos gobernadores, olvidándose que Carlos Salinas de Gortari les regaló los gobiernos de Baja California en 1989 y años después en Guanajuato; en el fronterizo anuló la campaña de la candidata del PRI y en el Bajío bajo amenazas hizo que el priista triunfador no tomara posesión.

Pues bien, las llamadas “izquierdas” no están divididas sino pulverizadas. Cada grupo lucha por sus “legítimos” intereses: posiciones en el Poder Legislativo, federal y estatal, así como entrar en las nóminas oficiales y lo más importante no salir del presupuesto mensual que, como prerrogativa oficial, entrega el Instituto Nacional Electoral a los grandes negocios, donde no se invierte nada, que son los partidos políticos.

También muy triste lo que ocurre en el interior del Partido Revolucionario Institucional. Hay grupos o corrientes opositoras a las determinaciones del comité ejecutivo nacional, porque no se desterró la vieja costumbre de que sea el Presidente de la República quien decida quién será el candidato a sucederlo. Hoy, ya ni siquiera puede decirse que “la caballada está flaca”, frase del guerrerense Rubén Figueroa Figueroa. La cuadra del tricolor no tiene enlistado a un jinete con la suficiente capacidad y personalidad para ganar la carrera. Pasaron los tiempos en que el postulado era seguro triunfador. El último iba a ser el sonorense Luis Donaldo Colosio Murrieta, pero las balas lo impidieron.

SEGUNDAS PARTES, NO SIEMPRE….
El origen del Frente Democrático Nacional fue precisamente la disidencia interna en el PRI, en el año 1987. Un grupo de militantes del tricolor se inconformaron con la política económica del presidente Miguel de la Madrid y otros no estaban de acuerdo en la candidatura del ingeniero Luis Martínez Villicaña para gobernador de Michoacán; sucedería al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. Convocados por el ingeniero Gonzalo Martínez Corbalá a una reunión social, acudió una veintena de distinguidos priistas y en una segunda cena, ya sin esposas los políticos, determinaron el surgimiento de la Corriente Democratizadora del PRI.

Cuauhtémoc, junto con Porfirio Muñoz Ledo, encabezó a la disidencia y al movimiento se unió don Rodolfo González Guevara. La reacción fue favorable. Los amigos del presidente De la Madrid se retiraron de la Corriente Democratizadora. Se aproximaban las elecciones presidenciales y el PRI postuló a Carlos Salinas de Gortari, mientras que el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana lanzó al ingeniero Cárdenas Solórzano. Vinieron inmediatos apoyos de los Partidos Popular Socialista, Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, Socialista de Unificación Mexicano, Mexicano de los Trabajadores, Revolucionario de los Trabajadores y otros más de la corriente izquierdista.

En fin, que antes de las elecciones de 1988 se creó el Frente Democrático Nacional con los partidos mencionados, constituyéndose en la segunda fuerza nacional. Mucho se dijo que Cuauhtémoc había ganado, pero “se cayó el sistema” y finalmente se le dio el triunfo a Salinas de Gortari. Para mayo de 1989 el Frente se transformó en Partido de la Revolución Democrática. La unificación de los partidos, grupos y organismos de la diversificada izquierda, fructificó y durante sus primeros 12 años el PRD logró victorias que trascendieron, como la de 1997, año en que Cuauhtémoc le ganó a Alfredo del Mazo González la jefatura de Gobierno del Distrito Federal y desde entonces el perredismo reina en la Capital del País.

En este junio de 2017 no son las izquierdas las que se unirían, sino lo que queda de la izquierda con lo que antiguamente era la derecha, en la geometría política. El Frente que pretenden integrar, tiene como meta la derrota del PRI, lo que no se buscó hace 29 años. Creo que el menguado padrón de perredistas poco favorecería a los divididos panistas.

PREGUNTA PARA MEDITAR:
¿Los perredistas y los panistas basarían la unificación para el 2018, en los triunfos estatales que han obtenido, creyendo que es lo mismo la sucesión presidencial?

jherrerav@live.com.mx

 
 
Más de Ráfaga
2018-01-11 / Presidentes militares y civiles, empatados

2017-12-21 / Granados recibe un PRD sin rumbo y desarticulado

2017-11-29 / El PRI no necesita enemigos, los tiene en casa

2017-11-14 / “EL TAPADO”, “EL SOBRE LACRADO” Y LAS PASARELAS

2017-10-20 / Llega el cuarto del sexenio a la desmebrada PGR

2017-10-10 / La verdadera oposición política, sin subsidio oficial

2017-09-26 / La solidaridad, mitiga el dolor y la desgracia

2017-08-25 / Millonario despilfarro de los partidos

2017-08-21 / México no importa, derrotar al PRI y al “Peje”, sí

2017-08-02 / Me da miedo acusar a policías, una víctima

2017-07-31 / “Peloteo” entre funcionarios incapaces y corruptos

2017-07-12 / Cuevas, Zabludovsky y la Zona Rosa

2017-07-06 / Guadalajara en un llano, México en una laguna

2017-06-27 / PRD y PAN, internacionalizan sus derrotas

2017-06-08 / El triunfador del domingo, se llama Juan Manuel

2017-05-31 / La urna de la noche triste y nueva guerra

2017-05-25 / Urge combatir la contaminación ambiental

2017-05-18 / Nos agobia la violencia y la muerte a los diaristas

2017-05-03 / El PRI y sus intracendentes expulsiones

2017-04-26 / Un nuevo problema: Los pensionados

2017-04-05 / Impunidad diplomática para un “jurista”